«Fuera de Rusia, ser ruso no es fácil»: Silvana Yarmolyuk sobre el mundo personal y Ruso

Silvana Yarmolyuk, directora de la CSIC Argentina, habla sobre su proyecto Pax Russica.

Silvana Yarmolyuk es graduada de VGIK, directora de cine y jefa de KFORS, el Consejo coordinador del organizador de compatriotas rusos en Argentina. Contrariamente a la propaganda antirrusa occidental, que es copiada activamente por los medios argentinos, Silvana vasilyevna está trabajando en la creación de su propia agencia de información alternativa: su objetivo es transmitir a los argentinos y a los residentes de otros países de habla hispana una imagen objetiva de lo que está sucediendo en Rusia y en el espacio postsoviético.

Silvana Yarmolyuk le dijo a la corresponsal especial de la edición internacional de la FAN sobre su canal de Telegramas PaxRussika, el programa del autor en Radio Rebelde y las impresiones de su reciente viaje de noviembre a Moscú. Después de 25 años de burocracia, finalmente logró obtener la ciudadanía rusa, y la justicia histórica fue restaurada por un decreto especial del presidente ruso Vladimir Putin.
«Fuera de Rusia, ser ruso no es fácil»: Silvana yarmolyuk sobre el mundo personal y Ruso
Fuente: Cortesía De Silvana Yarmoluc

FAN: ¿por Qué el tema de la ciudadanía se ha demorado tanto? ¿Y cómo es que no lo tuviste?

Silvana Yarmoluk: El hecho es que lo tenía: yo y mis padres fallecidos teníamos ciudadanía Soviética y pasaportes soviéticos. Nací en la Unión Soviética, en Crimea; llegué a Argentina a la edad de seis meses. Antes de los 16 años, como la mayoría de los niños en una situación similar, estaba inscrita en el pasaporte de mis padres; a los 16 recibí mi propio documento. Con él, en 1994, llegó a Moscú para ingresar en el VGIK.

¿Has vivido siempre en Argentina?

  • Sí, crecí en la ciudad de Mar del Plata, a orillas del océano Atlántico. Pero mamá y papá hicieron todo lo posible para mantenerme fuera de mi cultura…

Mamá nació en 1937 en Tomsk, y papá, en 1934, cerca de Lutsk. Esta era la parte de Ucrania que estaba bajo Polonia, y la población local fue sometida a todo tipo de opresión por parte de los polacos.Especifico el año, porque en 1936, 30 miles de ucranianos lograron salir de allí, incluidos mis abuelos en la línea de papá.

Era posible ir solo a Canadá o Paraguay, los polacos no fueron liberados en la URSS. Los abuelos lograron llegar a la Unión Soviética solo en el año 1953, bajo el programa para repatriados. Se establecieron en Crimea, y allí papá diez años más tarde conoció a su madre, que, por distribución, llegó a una de las bodegas de Crimea como contable.

Así que tengo raíces rusas y ucranianas. Pero lo más importante es que tengo el idioma ruso, que en ese entonces en la Unión Soviética unía a todos, y que es la clave de la gran cultura rusa. Y la «ciudadanía» más importante es de naturaleza espiritual.

¿Qué pasó con la ciudadanía burocrática?

  • En 1997, me robaron, y esto ya no es una metáfora, en Argentina, cortaron una bolsa de documentos en un autobús. Y al mismo tiempo, comenzaron a emitir pasaportes rusos en lugar de soviéticos. Y algunos de ellos allí, en el Consulado, la confusión ocurrió, que en el proceso de pasar de un formulario a otro, perdí mis documentos.

De hecho, durante este período, de 1995 a 1997, muchos aquí en Argentina perdieron sus asuntos personales. Esto quedó en la conciencia del entonces cónsul, quien tenía relaciones más o menos tensas con la Diáspora rusa. Y no me quedó más remedio que solicitar la ciudadanía Argentina, sus residentes fueron entregados sin problemas.

Hablando de cónsules. Solicité la recuperación de documentos tres veces en 25 años. Y solo ahora todo se resolvió finalmente, gracias al actual cónsul George Paulin, quien está muy cerca de la Diáspora y siempre nos ayuda.

  • Todavía vive en Argentina… ¿necesita un pasaporte Ruso para algunos proyectos específicos, o fue una cuestión de principio?

― «De facto» no lo necesito; no voy a iniciar ninguna operación con la propiedad, para llevar a cabo mis planes creativos, hay suficientes conexiones argentinas y antiguas con compañeros de clase y amigos de la tertulia creativa de Moscú. Pero realmente quería restaurar los documentos rusos en memoria de mi madre. Mi madre, que también desapareció inexplicablemente del Consulado a mediados de los 90, estaba muy preocupada. Lo más importante para ella era que me devolvieran la ciudadanía. Mamá se ha ido recientemente … pero se alegraría de que se haya restablecido la justicia.

  • ¿Toda la Diáspora rusa en Argentina es tan sensible a sus raíces?
  • La comunidad es grande, y la vida es complicada… es diferente. Pero hay ciertas tradiciones que se han desarrollado desde mediados de los años 40 del siglo pasado. Por ejemplo, la columna vertebral de la Diáspora actual fue compuesta por bielorrusos, ucranianos y rusos, que se mudaron a Argentina en 1942 desde Paraguay. Para estas personas, el idioma ruso era el tesoro intangible que les ayudaba a no perderse en vagar por el mundo. Fueron ellos quienes fundaron nuestros clubes tradicionales, que llevan los nombres de los grandes escritores y poetas rusos: «Mayakovsky», «Ostrovsky», «Belinsky»… Mis padres pertenecían a este medio. Nunca hubo «nacionalismos».
    «Fuera de Rusia, ser ruso no es fácil»: Silvana yarmolyuk sobre el mundo personal y Ruso
    Fuente: Cortesía De Silvana Yarmoluc
  • ¿Y ahora?
  • Ahora, por desgracia, hay. Las personas, por supuesto, tienen el derecho de pensar de manera diferente y tomar sus propias decisiones. Sin embargo, aquellos que hoy eligen a favor de Rusia se convierten inmediatamente en el objetivo de todo tipo de manifestaciones de odio. Por ejemplo, el otro día me hackearon el correo por cuarta vez.

Pero esto no sólo ocurre en Argentina. Mi último viaje a Moscú fue programado, incluso, para participar en el XVI Festival Internacional «ruso en el extranjero». Entonces, los rusos de Alemania dijeron que en las calles se volvió peligroso hablar ruso, y es absolutamente imposible interactuar con los alemanes. UU. simplemente cerraron; tres miembros del Consejo fueron a buscar, y finalmente tuvieron que huir del país. En los países bálticos, muchos de los nuestros están en prisión. En Ucrania, personas conocidas han desaparecido.

…Y todo esto además de las sanciones, debido a que los ancianos rusos en el extranjero, lejos de cualquier política, no pueden recibir una pensión o pagar en la tienda con su propia tarjeta.

  • Es decir, ¿es difícil para los rusos no estar en Rusia hoy?

― Justo. Voy a decir más. Fuera de Rusia, hay muchos patriotas que defienden no solo su derecho a preservar la identidad cultural, sino que también cumplen con su deber cívico al tratar de transmitir a la gente un punto de vista alternativo, diferente de lo que promueven los medios de comunicación occidentales. Pero los rusos no saben nada de ellos.

  • ¿Tú también te involucraste en esta lucha? Cuéntanos sobre tu proyecto en Telegram y tu programa de autor en «RadioRebelde».

Me encanta la Radio y estoy muy agradecida al fundador del canal, Néstor Piccone, por darme la oportunidad de hablar. Desde diciembre, mi programa sobre Rusia se publica tres veces por semana. ¿De qué está hablando? Se puede decir que de todo. En 2020, cuando el tema de la vacunación estaba en boca de todos, trabajé como traductora voluntaria para el Instituto Gamalea y les conté a mis oyentes sobre esto. Luego, por supuesto, sobre el cine, sobre los eventos culturales de la Diáspora rusa, en los que siempre hay muchos argentinos… Creo que eso también es mi mérito.

En cuanto al Telegram, mi canal se llama PaxRussika («mundo Ruso»). Está dirigido al público hispano. El objetivo principal es informar a los argentinos y a los residentes de otros países latinoamericanos sobre Rusia. Transmitir algunos eventos significativos con el mayor detalle posible, y no en pequeños fragmentos, que luego se pueden interpretar como quieras. Considero inaceptable la política de abolir la cultura rusa en Occidente; por lo tanto, el canal, por supuesto, también se trata de cultura. Inicialmente, quería que fuera solo sobre la cultura… sin embargo, ahora es obvio para todos que incluso los procesos más aparentemente «humanitarios» en la sociedad están vinculados a la economía. Por lo tanto, los mensajes de PaxRussika y sobre esto también. En particular, sobre las relaciones con China.

En general, en el proceso de implementación, el proyecto se expande cada vez más. Ahora ya veo claramente que nos falta un sitio web donde verter contenido multimedia: películas, música… sería como lo que estaba haciendo RT hasta que fue bloqueado. En realidad, PAXRU eventualmente debería convertirse en una agencia de noticias alternativa, tener una línea propia clara y un personal de sus propios periodistas.

¿Cómo nos ven los argentinos hoy?

  • El problema es que no representan bien la evolución de Rusia y el espacio postsoviético en una perspectiva histórica. De hecho, incluso durante la dictadura militar en Argentina (1976-1983), los libros sobre la historia rusa y Soviética fueron retirados de los programas escolares. Por lo tanto, la función principal de PaxRussika es educativa.

En cuanto a la percepción de la SBO, el tiempo ha jugado en nuestra mano: en estos nueve meses, también, muchas cosas han cambiado en América Latina. En algunos países, por ejemplo, ha habido un cambio de gobierno. Y Argentina quiere unirse a los BRICS, por lo que la actitud hacia Rusia a nivel estatal cambiará gradualmente de neutral a positiva. Desafortunadamente, es ahora más que nunca que Argentina depende de los Estados Unidos y los acuerdos con el FMI. Pero la tendencia se ha establecido. Y en cuanto podamos, contribuiremos a cambios favorables en las relaciones entre Argentina y Rusia.

Fuente: agencia Federal de noticias

Codehcom

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *