La Dra. Agustina Propato, actual senadora en provincia de Buenos Aires por el Frente de Todos y candidata en estas elecciones a Diputada Nacional, charló con nosotrxs en “Te paso la voz, hermana”, espacio de los miércoles en“Salir por arriba”. Ha presentado tres proyectos en la Legislatura bonaerense que tienen que ver con potenciar el Canal Magdalena y piensa llevarlos al Congreso Nacional.

El tema es estratégico para el desarrollo nacional. Por eso en su momento lo tomé fuertemente y acompañé la militancia de organizaciones acompañar este último año y medio la posibilidad de poner en crisis este modelo.

Es difícil este tema. Tenemos la oportunidad histórica de poner en crisis un movimiento económico que se fundó allá por el 95, que tuvo que ver ni nada más ni nada menos, con una decisión de entrega de la política de navegación interno en nuestro país.

Este es el título gravoso para el interés nacional, que hoy nos lleva a discutir, porque este año venció luego de 25 años un contrato, que es una concesión de obra por peaje, porque este es el modelo de contratación que tiene, que se definió en el año 95, durante la ola privatizadora que llevó adelante el ex presidente Carlos Menem, y de la mano de esa política de privatización que encabezó Dromi, esto se consolidó de alguna forma, sirviendo, dando una respuesta logística a lo que en ese momento comienza a conformarse que es la corporación sojera.

Presenté tres proyectos legislativos en el ámbito del Senado bonaerense, porque para nosotros es muy importante discutir no solamente esta revalidación de este contrato de concesión por obra pública, sino la posibilidad de discutir algo que es trascendente, como es la traza de la navegación. Acá también se suma otro aspecto fundamental que está muy ligado a lo que es la vía troncal de navegación que es la hidrovía, que es la ejecución del Canal de Magdalena.

Como bonaerenses, tenemos un interés legítimo en llevar adelante la ejecución de este canal, que ya está presupuestado. Se logró prever en el presupuesto del año pasado por 26 mil millones de pesos, que ya se dio la audiencia pública, el pasado 7 de mayo, en la cual participamos, y que hasta este momento, estamos expectantes del comienzo de la ejecución.

Este comienzo no es solamente estratégico para el interés nacional, hoy día la traza de navegación de nuestros ríos internos, lo que nos comunica con las aguas marítimas, están orientadas a generar un beneficio en muchísimos términos, a lo que son los puertos uruguayos. Específicamente a dos puertos uruguayos, donde de alguna manera desemboca toda nuestra traza que son el Puerto Nueva Palmira y Montevideo, lo que va en detrimento de nuestro interés nacional. No solamente porque hay cuestiones que tienen que ver con delitos como contrabando, delito transnacional, sino también porque gran parte de los servicios que se generan a través de lo que es la comercialización externa, el sistema portuario, lo que es la industria naval, realmente todo está orientado a los intereses de otras naciones y no al interés nacional.

No quiero ser abstracta en esta discusión porque lo que estamos discutiendo concretamente es la posibilidad de integrar nuestro sistema portuario a este sistema logístico atravesado por el 80% de nuestro comercio exterior, donde tenemos una potencialidad enorme en la cual podemos definir una nueva traza de navegación con la ejecución de este canal, donde tenemos las condiciones dadas. No tenemos estas condiciones porque sea una cuestión mágica, sino porque por el año 2011 hubo una definición de Estado, por parte de la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que hizo todo lo necesario a nivel internacional para que la vía de navegación que es el Canal Magdalena sea una vía de navegación oficial.

Para eso hubo que trabajar muy fuertemente, en ese momento, a nivel de Cancillería y uno de mis proyectos tiene que ver con eso, con poder nombrar a esta boya que se instaló hace muy poco en el kilómetro 196, Héctor Timerman, porque eso fue un logro importante de nuestro excanciller, lo que hoy nos da la posibilidad de discutir esto de forma contundente.

Nosotros decimos que por el sistema que estamos viviendo hoy, por este sistema de concesión, de entrega de las vías navegables, la verdad es que se va mucha riqueza nacional, mucho recurso natural de la República Argentina, y sabemos que la riqueza que se va es la pobreza que nos queda en un país en el cual tenemos la posibilidad de repotenciar todo lo que es nuestra política de comercio exterior porque eso derivaría en la generación de divisas que hoy son elementales para afrontar no solamente esta deuda externa que nos dejó el macrismo, sino también y fundamentalmente, la deuda interna que tiene la Argentina.

Creo que es un tema estratégico, de interés medular para nuestro país, por eso tengo tres proyectos presentados en la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires, pero estoy con mucha expectativa también, si soy electa diputada nacional, de mudar esta agenda a la Cámara de Diputados de la Nación.

Dejamos en la Cámara de Senadores, tres proyectos que tienen que ver con el interés público, provincial y estratégico, la ejecución del Canal de Magdalena, integrar la discusión también la definición de la política de navegación en cuanto a la mal llamada hidrovía, la vía troncal de navegación, la designación de un nombre a la boya 196, la apertura de la discusión para repensar la traza de navegación y también la creación de una comisión bicameral de seguimiento para que todos los bonaerenses puedan velar por este interés no solamente provincial, sino también nacional.

En la provincia de Buenos Aires tenemos 27 millones de hectáreas fértiles y productivas, que redundan en gran parte en lo que es el tránsito, tráfico del comercio exterior que circula por estas vías de navegación. Así que creo es la oportunidad histórica de poder discutir un modelo económico de país y ponerlo realmente al servicio del interés nacional.

Básicamente es eso, es un tema muy profundo que podría cambiar la ecuación económica del país.

En el Congreso Nacional se logró media sanción de la Comisión Bicameral de Seguimiento y sé que ustedes, como medio de comunicación, me parece que también, que uno de los objetivos que nosotros planteábamos junto a las organizaciones que se comprometieron con la militancia, porque este tema requiere militancia, pero también requiere que esta discusión cada vez se colectivice más, sumar más sectores, y el ciudadano de a pie, toda la sociedad entienda que este es un tema de jerarquía de soberanía nacional. Es un tema que lo entendemos en todas sus dimensiones, lo podemos asimilar al tema Malvinas. Es realmente trascendental para el interés nacional y es muy importante que los medios de comunicación puedan transmitir y así contagiar para que la ciudadanía pueda concebir este tema con las dimensiones, el volumen que tiene.

Hay una cuestión importante para analizar. Hay un decreto último que es el 427 de este año, instancia en la que estamos hoy parados, en el que se han establecido 12 meses de administración para AGP (Administración General de Puertos) con una percepción por parte del Estado nacional del peaje, que fue fuertemente discutida, que por supuesto es importante pero no es el intríngulis de esto. Creo que el intríngulis es la traza y la definición de una política de navegación por los ríos internos, que es mucho más que la tarea del dragado y balizamiento, o en particular la percepción del peaje. Vencido el plazo de 12 meses del Decreto 427, vuelve a operar el Decreto 949 al cual nosotros nos hemos opuesto fuertemente porque redetermina nuevamente la ratificación de lo que es el viejo sistema de privatización de nuestros ríos internos.

Creo que en este sentido tenemos una gran tarea quienes nos hemos comprometido, toda la militancia, de poner nuestros recursos naturales, nuestros ríos internos.

Estados Unidos, por ejemplo, ni siquiera la tarea de dragado y balizamiento lo hace un privado. Lo hace el ejército estadounidense. Entienden tanto la dimensión, la importancia de estos canales logísticos, sus salidas al mundo para el comercio exterior, que ni siquiera derivan esto a empresas privadas y lo maneja el propio Estado.

Debemos tomar conciencia de lo que está en juego y por ejemplo, lo de Uruguay, no es un tema de rivalidad entre naciones, creo que hay una cuestión tripartita que se estableció allá por los 90, en lo que fue el acuerdo en el Consenso de Washington, que tiene que ver con dividir la rentabilidad de estos negocios entre tres corporaciones: la corporación sojera por parte de Argentina; la corporación portuaria por parte de Uruguay; y la Marina Mercante. Paraguay tiene prácticamente la monopolización de las flotas fluviales.

Eso fue una definición económica que tenemos hoy la oportunidad de discutirla por el vencimiento que se dio este año y porque somos un partido de gobierno, porque creo que el peronismo llegó para esto. El peronismo será revolucionario o no será nada.

Sé que es difícil, que hay fuerte resistencia de muchos sectores, que es caro tomar decisiones de este tipo pero el peronismo siempre lo hizo de esta forma, a fuerza de coraje, de valor, convicción, logrando todas las conquistas que logró, acompañado por el pueblo que siempre puso el acento en la defensa del interés nacional.

Apelo a eso y a que siendo partido de gobierno tenemos que torcer esta historia y poner de una vez y para siempre la política de navegación al servicio de la Argentina.

Hoy nos duele la realidad de Argentina. Siete de cada diez niños están por debajo de la línea de pobreza y creo que esto es una llave realmente importante para cambiar este modelo económico discutir una redistribución del trabajo que significaría para provincia de Buenos Aires, de la cual yo soy representante, una reactivación del mercado enorme, pensando, de hecho lo estábamos haciendo, en una Marina Mercante de bandera provincial; una reactivación de los puertos donde también hay discusión pendiente que tiene que ver con discutir un sistema portuario que no tenga la calidad de híbrido que tiene hoy. Tenemos puertos privados, concesionados y públicos. Debemos poner eso también en discusión y esto nos da una gran oportunidad.

Por supuesto y como recién decíamos, este año se hizo una audiencia pública para establecer el impacto ambiental a la ejecución del Canal de Magdalena. Esta audiencia dio como resultado que la ejecución del Canal tendría efectos tolerables y mitigables, por lo tanto se puede avanzar y es importante destacar que lo que se conoce como Hidrovía SA nunca pasó por una instancia de audiencia pública en virtud del cuidado del medioambiente.

Son muchas cuestiones para discutir y debemos estar participando activamente en esta oportunidad histórica de Argentina.

Las elecciones

Creo que hemos tenido un revés el 12 de septiembre pasado en términos de que tuvimos este mensaje claro que nos dieron las urnas y como buenos peronistas siempre escuchamos el dictamen de las urnas y entendemos que hay que cambiar, rediscutir algunas cuestiones. Creo que eso es lo que rápidamente se hizo desde el Ejecutivo nacional y el Ejecutivo provincial.

Se entendió que hay emergencias que no pueden esperar las dilaciones de tiempo que estábamos generando, que teníamos que cambiar algunos funcionarios de ambos ejecutivos y estamos tratando de dinamizar la economía, porque tiene que ver con las dificultades económicas de muchos sectores de la población. La pandemia fue una instancia a nivel global que generó recesión económica a nivel mundial. Los oficialismos perdieron en muchos países. Trump, que había generado políticas de empleo, como nunca antes se había hecho, una economía que había hecho crecer el PBI de manera monumental, no fue acompañado tampoco por su pueblo en las urnas. Vimos cómo hace unas semanas atrás en Alemania perdió Angela Merkel. No sé por qué alguien supuso que nosotros seríamos una excepcióno a esa regla. Tenemos además una oposición muy poco constructiva. Cada definición política, lo único que hace la oposición es objetarla.

Mi experiencia en el Senado de provincia de Buenos Aires, ratifica lo que estoy diciendo. No tuvimos un acompañamiento comprometido por parte de la oposición en la Legislatura. No quiero generalizar porque hubo intendentes que acompañaron muy bien la gestión de la pandemia en los distritos, pero la oposición hizo un buen aprovechamiento para llevar agua a su bebedero, que precisamente no es bebedero por el interés nacional.

En esta campaña decimos que los dos espacios políticos que estamos discutiendo en las urnas, porque a pesar de que hay algunos otros actores que ellos abrieron como una especie de si se quiere “franquicia”, donde parodian algunas derechas, pero en realidad van a abonar al mismo espacio, la verdad estamos discutiendo y diagnosticando desde todos los espacios es que hoy la Argentina necesita, y es un gran desafío que es la generación de empleo.

Lo que dice el Frente de Todos, es que esa generación de empleo no lo queremos discutir como lo están discutiendo ellos con condiciones que tienen que ver con precarizar al trabajador. Dicen que la generación de empleo tiene que venir dada por la supresión de las indemnizaciones, de los convenios colectivos de trabajo, prácticamente con la supresión de paritarias, como lo hicieron de hecho durante la gestión de María Eugenia Vidal y Mauricio Macri.

Nosotros decimos que sí, que debemos generar empleo, que es nuestro gran desafío, que sabemos que gobernar es generar empleo, como nos enseñó el General, pero sin renunciar a los derechos adquiridos de los trabajadores.

Estamos discutiendo dos modelos de país. En estos días estaba viendo que en Chile se está avanzando nuevamente con un sistema de capitalización en el sistema previsional y creo que eso es lo que debemos ver en términos regionales. Ese modelo de país que ellos proponen no es un modelo de país aislado, es un modelo que en algunos lugares encuentra condiciones para avanzar y los argentinos debemos estar muy atentos a eso.

Desde el Frente de Todos, comprometernos muy seriamente a dar estas discusiones de cara a la sociedad y ser muy claros en una situación de adversidad en la comunicación política porque tenemos muy pocos espacios donde podamos multiplicar nuestras voces y hay espacios en los cuales la desinformación es lo que abunda, y está orientada a volver a ese modelo que dejamos atrás en el 2019, que los argentinos dejamos atrás.

Hay una responsabilidad muy fuerte de la dirigencia, veo con preocupación la baja de la participación de los argentinos en los comicios. Creo que esto debe ser algo a interpretar por todo el arco político, por los dirigentes, no solamente del Frente de Todos.

Hay que volver a reconstruir la confianza en el sistema político porque soy una convencida que la herramienta de transformación es la política y celebro encontrar jóvenes militantes comprometiéndose con este aspecto tan importante que tiene que ver con la comunicación y con la militancia en los medios.

María "Pocha" Pagano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *