Cristina

“Hay que defender a una mujer que representa el punto más alto de lucha en América Latina, que es Cristina (Fernández)», dijo alguna vez Fidel Castro.

Suceda lo que suceda, haga lo que haga, diga lo que diga o se llame a silencio, el título del diario ya está redactado, el graf televisivo ya está en pantalla y así resuena el slogan radial. Ella es responsable de casi todo: denunciada como autoritaria en lo político o bipolar en lo psicológico derivándose desde allí en cascada los epítetos más desagradables. Cualquier otra persona, cualquier mujer sometida a semejante destrato público sería defendida. Pero esa misma construcción simbólica hace que quienes debieran salir en su resguardo, guarden peligroso silencio. Es la enemiga del pueblo, aunque es justamente el pueblo, el que más la ama.
Pero el ataque constante a Cristina Fernández que la somete desde los Medios y la Política neoliberal a una enfermiza relación de doble vínculo, a una paradoja patológica van determinando una encerrona trágica pero no sólo para ella sus ideas y liderazgo, sino para la democracia argentina.

Porque cuando Cristina en su más grande desprendimiento personal decidió la alianza con el Partido Justicialista que se expresó en 2019 en la alianza con Alberto Fernández y Juan Manzur como líder de los gobernadores pejotistas, Cristina recupera ahora en 2021 aquella propuesta cuando la crisis mundial impacta en el Estado Nacional con la doble pandemia la sanitaria y la económica. Y Cristina, en un sistema político mediatizado irrumpe con una Carta, casi una acción desesperada para frenar la caída y lo logra. De ahí el valor de su intervención política. Es una acción en defensa de la democracia.

Por eso en esta hora es fundamental discutir cómo hacemos para defender la democracia porque como decía Fidel es el punto más alto de América Latina. De la resolución favorable de lo que pase el 14 de noviembre depende la vida de millones de argentinos. De lo que pase con Cristina Fernández de Kirchner será el tono y la musculatura que tendrá la democracia que viene.

Néstor Piccone

Presidente de Codehcom. Periodista y psicólogo. Director de TeleSur (2007), gerente de Noticias de Radio Nacional (2003-2008) y Canal 7 (2007). Cofundador de la CTA y primer secretario de Difusión (1989-2001) de esa Central. Coordinador del programa radial En el Laberinto, que se emite de lunes a viernes a las 11 hs. por AM 740, Radio Rebelde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *