La cautelar del gobierno impide que Facebook avance con la fusión de datos

Todos los usuarios de WhatsApp hemos recibido en los primeros días del año un aviso de la aplicación que anunciaba cambios en los términos y usos. A partir de mayo asegurarse la continuidad de pertenecer al mundo WhatsApp implicaba dar vía libre a Facebook para usar nuestros datos personales. La firma de la cautelar de Paula Español, Secretaria de Comercio Interior de la Nación, y los reclamos de la Defensoría del Público, CODEHCOM, y la ONG Vía libre, entre otros, dio como resultado que la medida se postergue por 180 días. Sobre éstos y otros detalles hablaron Beatriz Busaniche con Guillermo Pérez Vacchini, de Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, en Salir por Arriba programa de AM 740, radio Rebelde, conducido por Néstor Piccone.

https://miafm.cienradios.com/

¿Quién no tiene WhatsApp en nuestro país? Todos, muchos, la mayoría. Desde los usuarios particulares a los pequeños emprendimientos, negocios con delivery o grandes empresas.  A 12 años de su lanzamiento ya pocos dicen “te mando un mensaje”, la mayoría lo cambió por el verbo: “te whatsappeo”.  Y la pandemia, que lo modificó todo, también incidió en el alcance de este medio de comunicación que además puede transmitir todo tipo de archivos y mediante video llamadas comunicarnos con los lugares más remotos.

Desde hace varios meses, decíamos, comenzó a circular un mensaje que alertaba a los usuarios que a partir de mayo ya no se podría usar WhatsApp de no aceptar que nuestros datos pasaran a Facebook, sobre todo cuando se contactara con algún emprendimiento comercial, barrial o grandes empresas como una aerolínea o una de medicina pre paga, explica Beatriz Busaniche.

Sabemos que los datos son utilizados para posicionar marcas, por las empresas para vender productos, y hasta como pasó en Estados Unidos para acopiar información sobre preferencias y gustos de los usuarios y así armar las campañas políticas.  

Bajo la amenaza de que perderíamos los contenidos del chat, o disminuiría la calidad de la prestación, muchas personas migraron a Telegram u otras aplicaciones similares desconociendo que ellas consumen datos.

Esto provocó que con CODEHCOM, la ONG Vía Libre y la Defensoría del Público se reuniera con los ejecutivos la aplicación en Argentina.

Según Guillermo Pérez Vacchini, Vocal de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, organismo desconcentrado en el ámbito de la Secretaría de comercio Interior del Ministerio de Desarrollo Productivo. “La Resolución firmada por Paula Español, Secretaria de Comercio Interior de la Nación, fue una medida emitida en el marco de una investigación de oficio. Esa cautelar lo que le exige a la aplicación es que se abstenga de implementar la fusión de datos que tenía establecida y que postergue la decisión por 180 días, plazo en el cual nosotros vamos a investigar los efectos que puede tener sobre los usuarios y consumidores”

No solo es la mensajería la que se fusionaría con Facebook sino las empresas relacionadas como Instagram que constituyen las principales redes sociales utilizadas, agrega Beatriz Busaniche.

“Esa medida fue la que cuestiona un expediente abierto recientemente. Lo que quiero destacar es que lo impulsado por Argentina está en consonancia con otros países o con las angencias AntiTrack (es un programa que permite sus usuarios mejorar la privacidad mientras navegan por Internet), de la India, Turquía, Brasil. Además, en Europa y Estados Unidos se tomaron medidas similares antes los efectos que la fusión de datos acarrea.”

Ante la pregunta de Busaniche,  respecto de qué es lo que se pretende proteger, y si no se corre el riesgo de que ello impacte en los usuarios desfavorablemente,  Pérez Vacchini dijo que su respuesta sería en potencial “lo que señalamos en la cautelar es que la fusión de datos tiene como objetivo crear perfiles de consumidores lo cual permite a las redes ofrecer determinados servicios no replicable por otros competidores, con lo cual Facebook se transformaría en un oferente con capacidad monopólica, algo que ya sucede porque los usuarios suelen brindar datos de manera voluntaria, algunos, involuntaria otros. Por otro lado, hay una línea de investigación que ha llevado a cabo otras agencias que tiende a analizar la manera que esos datos se han adquirido, lo cual en sí misma es un abuso de su condición dominante. Esta posición dominante de WhatsApp implica que ante la amenaza de suspender el servicio, las personas acceden a aceptar las condiciones que les imponen. Cuantos datos de los que entrega el usuario son consentidos o no y cuál es el uso que se les va a dar es la investigación que nosotros impulsamos”, afirmó en entrevistado.

Según Pérez Vacchini, están trabajando con La Dirección Nacional de Protección de Datos Personales (PDP), el órgano de aplicación de la ley N° 25.326. Este organismo depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, y tiene a su cargo el Registro Nacional de las Bases de Datos, instrumento organizado a fin de conocer y controlar las bases de datos que circulan en el país (Ente dependiente de la Agencia de Acceso a la Información Pública)

“Estamos en contacto con Eduardo Cimato, Director Nacional de Protección de Datos Personales. Hemos realizado reuniones para saber el estado de la investigación. Ellos intentan que tanto WhatsApp como Facebook adecuen la protección de datos a las leyes argentinas. Nosotros queremos además analizar los efectos sobre la competencia”.

Este tema tiene íntima relación además con la Ley Argentina Digital, la N° 27.078 y los artículos 56 y 57. Hay diálogo con el ENACOM (Ente Nacional de las Comunicaciones) o con otras autoridades de aplicación «porque lo que vemos que Defensa de la Competencia es nodal, pero toca otras áreas», dijo Busanich.

“Si también se habló con ENACOM no solo por el “cero ratings”, pero la solución a esto no la vamos a encontrar solo en Argentina, sino que debemos saber que hay un concierto internacional de países que está trabajando sobre esta resolución y nosotros queremos ser parte de ellos. Vamos a dar la pelea en los lugares que corresponda para llegar a un acuerdo que nos beneficie a todos. Respecto de cómo construir masa crítica a nivel nacional se lo dejo a Néstor Piccone que sabe más al respecto”, concluyó.

Liliana Urruti

Liliana M. Urruti Comunicadora Social Escritora Guionista Periodista de la Agencia Paco Urondo Integrante de CODEHCOM (Colectivo por el Derecho Humano a la comunicación) Coord. de prensa y comunicación del Consejo Consultivo de la Discapacidad Comunicadora en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *