Pese a la pandemia, el 90 por ciento de las empresas recuperadas están activas

El dato se desprende de un informe realizado por el programa Facultad Abierta junto al Ministerio de Desarrollo Productivo y la Universidad Nacional Arturo Jauretche. La muestra alcanzó a 195 empresas y más de 6.000 trabajadores.

La crisis económica mundial provocada por la pandemia del Covid-19 impactó fuertemente a la economía argentina, ya profundamente golpeada por las políticas neoliberales llevadas adelante por el gobierno de Mauricio Macri. Sus consecuencias sobre el conjunto de las actividades económicas son notorias, como lo demuestran los indicadores de caída del PBI, aumento de la pobreza y el desempleo o el descenso de la actividad productiva, entre otros, provocando la necesidad de responder mediante distintas herramientas de política pública para sostener a las unidades productivas y las fuentes de trabajo, así como brindar ingresos mínimos y asistencia a los sectores más desprotegidos de la población. Estas políticas han logrado contener los peores efectos de la crisis, morigerando lo que de otra manera hubiera sido una crisis social incluso mayor que la de diciembre de 2001.

Una de las cuestiones menos estudiadas sobre el impacto económico y laboral de la emergencia sanitaria es el relacionado al sector autogestionado de la economía, integrado en su mayor parte por cooperativas de trabajo y empresas recuperadas por trabajadores/as (ERT). Por su particular conformación jurídica (en especial, aspectos no resueltos por la normativa vigente sobre los aspectos laborales de la autogestión), las cooperativas de trabajo han quedado en una zona gris que impidió su inclusión en los subsidios del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), que alcanzó a decenas de miles de empresas y a más de dos millones de trabajadores/as, y también limitó el acceso de sus miembros a políticas de emergencia para los sectores informales y de la economía popular. A su vez, poco se sabe de las consecuencias directas de la pandemia sobre trabajadores y trabajadoras autogestionados y sobre su actividad productiva.

Para suplir esta falta de información y evaluar el estado de las empresas autogestionadas durante esta crisis, desde la Comisión Técnica Asesora de Empresas Recuperadas del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes) y el Programa Facultad Abierta de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires se realizó una encuesta de alcance nacional que, mediante un formulario digital, inquirió sobre la situación de las cooperativas de trabajo y, en especial, las empresas recuperadas. La encuesta fue respondida por 195 cooperativas, de las cuales 139 son empresas recuperadas por trabajadores/as, que emplean en conjunto a algo más de 6000 personas, ubicadas en dieciocho provincias más la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Colaboraron también con la encuesta el Proyecto de vinculación con empresas recuperadas de la Universidad Nacional Arturo Jauretche y distintas organizaciones del sector.

Los resultados de este trabajo, realizado durante el mes de octubre de 2020, permiten una aproximación a la situación de este sector y brindan insumos de interés para focalizar políticas destinadas a la recuperación de la actividad y su inclusión en las políticas públicas que se desarrollen en el futuro inmediato.

La dirección de la muestra estuvo dirigida por Andrés Ruggeri y Francisco Martínez. Ruggeri dirige desde 2002 el programa Facultad Abierta de la Universidad de Buenos Aires que apoya y asesora a las empresas recuperadas por los trabajadores y es asesor del Ministerio de Desarrollo Productivo. También es integrante de Consejo Asesor Honorario de Codehcom. Francisco Martínez es secretario de la Comisión Técnica Asesora del Empresas Recuperadas del Inaes.

Ver el informe completo

Codehcom
Codehcom

Codehcom es una cooperativa integrada por personas provenientes de distintos sectores unidos por la defensa del derecho humano a la comunicación. En tal sentido, sus integrantes debaten y elaboran propuestas que contribuyan a la defensa política y al ejercicio social del derecho a la comunicación en todos sus alcances.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *