Fallo del Tribunal de Justicia de la UE en favor de la neutralidad de la red

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea emitió un fallo que establece el trato igualitario en el tráfico de Internet y el acceso a contenidos. El fallo, evidentemente, marca un precedente para los servicios de Internet en el continente europeo y a nivel mundial. La sentencia es un llamado de atención contra el embate de gigantes como Google y Facebook que atentan contra los derechos de los usuarios a acceder a cualquier contenido o aplicación que circula por internet sin sufrir restricciones.

El martes 15 de septiembre, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea estableció los parámetros claves para consolidar la neutralidad de la red en toda la región europea. El fallo del máximo tribunal europeo garantiza el trato igualitario en el tráfico de Internet y el acceso a contenidos. De esta manera, los proveedores de servicios no podrán recurrir a prácticas que limiten los derechos de los usuarios al navegar en la red, como privilegiar el uso de ciertas aplicaciones o ralentizar la velocidad al consumir una determinada cantidad de datos.

«Las exigencias de protección de los derechos de los usuarios de Internet y de trato no discriminatorio del tráfico se oponen a que un proveedor de acceso a Internet dé preferencia a determinadas aplicaciones y determinados servicios mediante ofertas que concedan a esas aplicaciones y servicios una “tarifa cero” y sometan la utilización de las demás aplicaciones y servicios a medidas de bloqueo o de ralentización», expresa la sentencia.

La sentencia y el rápido accionar de la justicia surgió a raíz del caso Telenor, un proveedor de Internet de Hungría que ofrecía a sus clientes un volumen de datos de alta velocidad. Sin embargo, al llegar al límite del plan la velocidad disminuía de manera significativa. Además, la empresa en cuestión ofrecía acceso preferente a ciertos servicios cuyos datos no se descontaban del volumen previamente descrito. Desde luego, ambas prácticas atentan totalmente contra los principios de la neutralidad de la red.

En consecuencia, la Oficina de Medios y Comunicaciones de Hungría determinó que la propuesta de Telenor «no respetaban la obligación general de trato equitativo y no discriminatorio» y prohibió este tipo de propuestas. Telenor apeló y el caso se dirigió al Tribunal de Justicia, el cual interpretó por primera vez el Reglamento 2015/2120 que garantiza el «principio esencial de la apertura de Internet» (neutralidad de la red).

El TJEU consideró injusta la oferta de la compañía y dictaminó que ninguna operadora puede dar preferencia a determinados servicios. El fallo, evidentemente, marca un precedente para los servicios de Internet en el continente europeo y a nivel mundial. La sentencia es un llamado de atención contra el embate de gigantes como Google y Facebook que atentan contra los derechos de los usuarios a acceder a cualquier contenido o aplicación que circula por internet sin sufrir restricciones.

Comunicado de prensa del Tribunal de Justicia de la UE acerca del fallo

Nota del editor: Neutralidad de la red significa que los proveedores de servicios de internet (ISP, por sus siglas en inglés) deben proporcionar a los usuarios igual acceso a todos los contenidos (legales), independientemente de cuál sea la fuente. Por tanto, todos los datos e información deben suministrarse en el mismo nivel y las compañías de telecomunicaciones no pueden bloquear contenido ni reducir la velocidad de cierto tráfico en Internet. Tampoco pueden dar tratamiento preferencial a su propio contenido para desfavorecer a sus competidores.

Avatar
Codehcom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *