Los medios de comunicación, servicios públicos y esenciales para el pueblo

El Gobierno decidió por medio de un Decreto de Necesidad y Urgencia declarar servicios públicos y esenciales a la telefonía celular, a los servicios de internet y a la televisión paga para garantizar el acceso a éstos para todos los ciudadanos y congelar sus tarifas hasta fin de año.

Además, a partir de ahora, el Estado regulará el precio que fijen las empresas de telefonía, lo cual les impide a las empresas aumentar las tarifas sin previa autorización del Estado.

De esta manera se recuperaron las herramientas regulatorias que el gobierno anterior quitó al Estado y repuso la potestad que tenía el Estado para regular los precios, que estaba incluido dentro de la ley de Argentina Digital. Esa norma fue derogada por el Decreto 267, que firmó el expresidente Mauricio Macri.

La medida establece que los licenciatarios de los servicios de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) podrán fijar precios, «los que deberán ser justos y razonables». Esto quiere decir, que cubran «los costos de la explotación, tender a la prestación eficiente y a un margen razonable de operación».

El Decreto de Necesidad y Urgencia también establece modificaciones a la Ley 27.078 de TIC. Incorpora un artículo a esa norma mediante el cual otorga el «carácter de servicio público en competencia» para los servicios de las TIC y el acceso a las redes de telecomunicaciones «para y entre» sus licenciatarios. Y dispone que el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), como autoridad de aplicación, «garantizará su efectiva disponibilidad».

En paralelo, el Gobierno dispuso que el Enacom subsidie la construcción de obras de infraestructura en escuelas, hospitales, en seguridad (comisarías) y en barrios populares. En total destinará dos mil millones de pesos para llevar conectividad.

Para fundamentar su decisión, el presidente Alberto Fernández enfatizó: «La educación, el acceso al conocimiento, a la cultura y a la comunicación son derechos básicos que debemos preservar». Y anticipó que ordenó que de ahora en más haya «planes inclusivos de prestación básica, universal y obligatoria para quienes menos tienen».

La decisión del presidente Alberto Fernández de declarar servicios públicos a la provisión de la conexión a Internet, la telefonía móvil y la televisión por cable recibió el apoyo de las referencias institucionales de la comunicación popular. Codehcom, en un comunicado que lleva por título A 100 años de la radiofonía argentina el Gobierno reinscribe la comunicación en el camino del Derecho Humano a la Comunicación ratificó en un comunicado su voluntad de impulsar y acompañar todas las medidas que garanticen el Derecho Humano a la Comunicación para todos los argentinos. Por su parte, la Coalición por una Comunicación Democrática manifestó que «celebra la decisión del Presidente Alberto Fernández de declarar servicio público la telefonía celular, Internet y la televisión paga como un requisito necesario para asegurar el ejercicio de los derechos de acceso a la comunicación, la educación, la cultura y la información, previstos en nuestra Constitución y los Tratados Internacionales». Y en su declaración, Avance hacia la democracia en comunicación, Comuna expresa que «la declaración de servicio público es  una herramienta para emprender un camino en el que los derechos generales no sean arrasados por los privilegios de las minorías, como los de las empresas nacionales e internacionales que explotan el negocio de Internet, la telefonía móvil y la TV paga».

Notas relacionadas:

Decreto 690/2020

Las falacias de los que atacan al DNU sobre las comunicaciones

El decreto, críticas, contraargumentos y desafíos pendientes

Avatar
Codehcom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *