Aquel Observatorio de Accesibilidad a los Medios de la Defensoría del Público

Este Observatorio fue creado en el año 2012 durante la gestión de la primera defensora del Público, licenciada Cynthia Ottaviano, y funcionó hasta principios del año 2016, en que la Defensoría fue casi vaciada por el gobierno de Mauricio Macri.

Con la voluntad de dar cumplimiento a los términos de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (que en nuestro país tiene jerarquía constitucional) y el Artículo 66 de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, durante cuatro años —y con la participación activa de organizaciones sociales y personas dedicadas a la temática, profesionales técnicos, representantes de universidades y de la Coalición por una Comunicación Democrática, TDA, el INTI y la Defensoría— nos reunimos y llevamos adelante las tareas que consideramos necesarias para generar propuestas de políticas públicas tendientes a permitir el acceso a los medios audiovisuales por parte de las personas con discapacidad

Trabajamos en dos grandes grupos: el primero fue el Observatorio propiamente dicho, conformado por aquellos que, teniendo una discapacidad o atendiendo a personas con discapacidad, especificaban las necesidades propias para el acceso a la comunicación y a la información a través de los medios audiovisuales. El otro grupo lo llamamos Comité Técnico, donde los especialistas en tecnología estudiaban necesidades y buscaban soluciones tecnológicas para satisfacerlas.

Fueron años de arduo trabajo conjunto, reuniones concurridas en las que colaborábamos todos codo a codo. Y aún así, nos quedaron tareas pendientes para seguir desarrollando y trabajando. En el camino, vaya a saber dónde, quedó el conversor con su control remoto factible de manejarse con sólo un dedo, los protocolos a tener en cuenta para implementar la tecnología propia de cada una de las discapacidades, la edición de un libro o folleto dedicado a las buenas prácticas de comunicación sobre discapacidad, la propuesta de unificación o neutralización de la LSA, la puesta en marcha de un programa de capacitación dedicado a comunicadores, los contactos con responsables de canales de aire y de cable… En fin, todo lo desarrollado en cuatro años. Creo que, lamentablemente, no encontraríamos hoy toda la documentación de esta tarea.

Sin embargo, y a pesar de todo, la esperanza ha vuelto a surgir entre las personas con discapacidad y sus organizaciones. Con la vuelta de un gobierno nacional y popular y con el nombramiento de una nueva defensora del Pueblo es posible pensar que podríamos volver a conformar el Observatorio y empezar, aunque sea desde el principio, a trabajar conjuntamente para garantizar el ejercicio del derecho humano a la comunicación de las personas con discapacidad en igualdad de condiciones que los demás ciudadanos. Y en eso estamos.

Avatar
Monica Bianchi

Integrante de Codehcom, fundadora del Consejo Consultivo de Discapacidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *